fbpx

Presentación 2020 de 🌈 Sarao_ Libro digital LGBTIQ+

Tiempo de lectura: 2 minutos

Conoce las historias que formaran parte de la segunda edición del libro digital

Sarao_ Historias mexicanas LGBTIQ+

El próximo viernes 17 de Julio a las 20:00 hrs en la página de facebook de Guadalajara Pride, se presentarán de manera virtual las historias que formarán parte de la edición 2020 de Sarao_ Historias mexicanas LGBTIQ+.


Entra al link  y *Activa la notificación* que te recordará cuando el evento esté en transmisión.

https://bit.ly/PresentacionSarao2020



Si tienes dudas o requieres más información comunícate al correo: robsmx52@gmail.com


Links:

Comunicado prensa // imágenes – https://drive.google.com/drive/folders/10dSfRzgfiOHbvXezOIi8CbAU-t-Lcrqg?usp=sharing


Conoce y descarga el Sarao_ 2019, Historias tapatías LGBT+ aquí   


En alianza con:
Guadalajara Pride, Codise Ac, PuroMole y Rosa Distrito

 

 

robsmx

Playas que no son playas

Tiempo de lectura: 2 minutosrobsmx

De pronto había querido regresar a aquél lugar parecido a una playa, donde era “alguien» para mí mismo, donde no importaba lo demás, sólo lo esencial.

***

Donde los días se vivían, no pasaban solamente; donde se disfrutaba cada momento, cada detalle; donde ir a caminar sin sentido, era el mayor de los placeres no planeados. Caras, nombres, sonrisas, arena y una playa, que no era una playa.

Personas que se congregaban ante un mar, ante un sol, ante una búsqueda de ser, de ser « mismo» y no lo que los demás quieren. Una búsqueda que podía tardar uno, dos, tres, doce, cien meses o toparte con el final de una búsqueda que creías no tenía final.

Mis pies descalzos no pararon de ir de un lado a otro, mi piel pálida no se escondió del sol, ése que estaba detrás de las nubes. Mi mente no dejaba de pensar que estaba en una playa, que no era playa.

Una playa donde el sexo dejaba de ser esa fórmula que llenaba el vacío que teníamos dentro y se convertía en diversión, en reto, en placer, en pasión.

Una playa donde las miradas entre dos, podía ser el clímax de una historia de amor, que quizá en otras vidas tuvo lugar en algún bosque – que no era bosque-, o algún castillo, que quizá tampoco era un castillo.

***

Mi historia no terminaba ahí, tampoco comenzó, mi historia quizá nunca fue ni será contada, y menos leída. Quizá.

Quizá mi visita a esa playa nunca sucedió; quizá mi visita a esa playa espera una segunda parte que se convertirá en La – con mayúscula- historia de amor, que no es amor,  y que será contada por el más grande autor de todos los tiempos.

Así fue mi paso por esa playa que no es una playa, que es el lugar donde los sueños, las aspiraciones y los muchos yo´s de miles de jóvenes y de personas se encuentran; donde cada uno tiene su tiempo, su espacio, su pensar, su futuro y sus aspiraciones. Por eso digo que esa playa no es una playa, es el lugar donde encontré a un Yo que desconocía, y que desafortunadamente tendré que regresar  a buscar una parte que deje nadando en las aguas turquesa, bajo una lluvia constante al ritmo de un beat electrónico, una tarde de enero.

Por Rob Hernández / @robsmx

Enero 2014

Historias de una noche que la hacen inolvidable

Tiempo de lectura: 1 minuto

En las arrugas de sus manos se veían los años,

en sus ojos la pasión con que ha vivido…

 

Hay historias en las noches,  que las hacen inolvidables.

 

Secretos de todas posiciones sociales se encuentran,

no importa puesto, poder, presente, ni pasado.

Importan sentimientos postrados ante una copa de alcohol.

 

Importan pláticas interminables que escriben las mil y una historias.

Importan las risas, las lágrimas y los sueños que son susurrados

bajo el aullido de un gato verde, que con melódica compañía

engalana las noches sin rumbo.

 

Las convierte en momentos de reflexión

que al día siguiente parecen un sueño mal recordado,

Pero que al tratar de rememorar, solo sientes un alivio en el corazón.

Por Rob Hernández / @robsmx
Diciembre 2012

Soy de mar, citadino.

Tiempo de lectura: 1 minutorobsmx
Siento el mar, siento la calma

siento la cadencia, siento el calor

siento el sabor, siento la arena

siento tu olor… siento tu olor…

Me han dicho que los que somos de mar tenemos una cadencia especial,
una cadencia al vivir, al amar, al salir, al correr.

Yo sé que la genética de los que somos de mar es diferente,
sabemos mirar al horizonte y proyectar nuestros sueños,
sabemos tener los pies en la tierra, por lo general, enterrados en la arena.

Los que somos de mar nos solemos desvelar escuchando nuestras emociones,
solemos caminar bajo la luna con sentimientos a flor de piel,
solemos cantar con los ojos cerrados,
solemos perder la mirada cuando una canción nos llena.

Los que somos de amar no cerramos los ojos al besar,
observamos, escuchamos y desciframos.

Los que somos de mar suspiramos y soñamos
en colores nítidos con un poco de blur.

Los que somos de mar no somos de aquí ni de allá,
nuestro bautizo fue una noche en la playa al sonido de las guitarras,
con una voz de mujer cubano-francesa
y una luna que fungió como la joya heredada décadas atrás.

Y ahí, solamente ahí, el mar nos adoptó.

Por: Rob Hernández / @Robsmx

Agosto 2014

llegará un momento

Llegará un momento

Tiempo de lectura: 2 minutosllegará un momento

Llegará un momento en que guardarás silencio

parado ahí, con la ciudad de fondo y el viento recorriéndote,

inmutado mientras dejas tus sentidos andar por el piso 23.

 

Llegará un momento en que cerrarás los ojos

y no harás nada más que sentir mi boca

por tu cuerpo, a la par del viento en las alturas.

 

Llegará un momento en que gimas sin temor

y no tendrás más visión que las luces de la ciudad

que como poros de la piel, se encienden cada vez que te toco.

 

Llegará un momento en que tus manos caminarán

sobre mi torso, pidiéndome cercanía como la gravedad al suelo

con una fuerza y necesidad que no me podré rehusar.

Llegará un momento en que tu pelvis sea mi horizonte

y mi boca se llene de tu pasión inferior

mientras tu cabello se alborota bajo la luz de la luna.

 

Llegará un momento que nuestra conexión irá más allá

de la luna, las estrellas y la ciudad, siendo nuestro cuerpo

el canal inmediato que hablará por nosotros.

 

Llegará un momento en que todo termine

sólo en el plano físico, porque las emociones seguirán

cada que el viento nos envuelva o una luz de la ciudad encienda.

 

Llegará un momento en que dejes de ser mío,

escapando de mis manos hacia el cuerpo cotidiano

que te llena de calor en cada amanecer.

 

Llegará un momento que me invada la nostalgia

y recuerde el piso 23, el viento y las luces de la ciudad

abrazando el recuerdo que se esfuma al parpadear.

 

Por: Rob Hernández / @Robsmx

Octubre 2018

mapas sin conexion

Mapas sin conexión mientras viajas : Google maps

Tiempo de lectura: 3 minutosmapas sin conexion robsmx

Mapas sin conexión.- Uno de los principales problemas que nos enfrentamos los viajeros cuando salimos de nuestro país o vamos a zonas que difícilmente tienen señal de internet, es el tener acceso mapas para poder ubicarnos.  Con Google maps eso tiene solución.


Actualmente hay muchas aplicaciones que ofrecen la opción de mapas offline con las atracciones turísticas de las ciudades y mucha información complementaria. Sin embargo a mi me gusta usar google maps, ya que con la versión offline tienes muchas de las características de la aplicación sin la necesidad de internet. Con ello puedes ubicar tiendas, gasolineras o crear listas de los lugares para visitar.

¿Cómo gestionar tus mapas offline?

1.- Lo primero que te recomiendo hacer es una investigación y selección de los lugares que deseas visitar en la ciudad.

2.- Descarga la aplicación para móviles de Google maps aquí (Iphone o Android) y asegúrate de estar conectadx a internet por wifi y acceder al servicio.

3.- Busca y guarda los lugares que quieres visitar en Google maps. Puedes crear listas por día o por zonas

Dentro de las opciones que tienes, puedes ponerlo como: favoritos, por visitar o crear tus propias listas con rutas por día (en otra ocasión te compartiré mis métodos para armar itinerarios para conocer más en menos tiempo).

4.- Una vez que tienes todos los lugares que deseas. Nos vamos al menú ubicado a mano izquierda ( para acceder tocamos las tres rayas que están a un lado del campo de búsqueda en la esquina superior izquierda).

5.- Nos vamos a la sección de “Áreas sin conexión” 

6.- En la parte inferior tenemos la sección Descarga un área sin conexión.

  • Local – Te descarga el mapa circundante de la zona en donde estas ubicado
  • Área Personalizada – podemos descargar justo el área que necesitamos de la ciudad a la que viajaremos.

7.- Tocamos la opción de Área personalizada y nos aparecerá un cuadro con el área a descargar. Si movemos el cuadrado, podemos elegir las partes que puedan involucrar otra u otras ciudades cercanas para tener las rutas de carreteras también. La amplitud del área a descargar dependerá de la capacidad de almacenamiento de tu teléfono. En la parte inferior te dirá la cantidad de espacio que ocupará en tu teléfono el mapa que elegiste.

8.- Presionamos descargar y esperamos a que finalice la descarga del área.

9.- Tu mapa estará disponible por 29 días.

10.- En dado caso que no pudieras abarcar todos los destinos que visitarás en un solo mapa, te recomiendo hacer otra descarga con un mapa contiguo, haciendo un cruce por la posible ruta de acceso entre uno y otro.

11.- Una vez que tienes descargados todos tus mapas toca el engrane ubicado en la parte superior derecha y selecciona la opción de Sólo por wifi para evitar que consumas los datos de tu celular.

12.- Puedes cambiar el nombre de cada uno de los mapas que bajaste para organizarlos por ciudades o por días de itinerario, para ello realiza los siguientes pasos:

  • En la esquina superior izquierda, presiona el menú de las tres líneas y luego Mapas sin conexión.
  • Selecciona un área.
  • En la esquina superior derecha, presiona Editar
  • Actualiza el nombre del área y presiona Guardar.

De esta manera puedes generar rutas específicas entre dos lugares guardados dentro de tus mapas offline. Así podrás conocer la manera más efectiva para llegar.

Limitaciones de los mapas offline de google.

  • Sólo puedes descargar hasta 12,000 km de mapas.
  • Dependerá de la capacidad de tu celular la cantidad de mapas que puedas descargar.
  • No estarán disponibles  los mapas con vista en relieve, vía satélite y otras vistas.
  • No presentará rutas alternas.
  • Nos permite hacer búsquedas muy básicas sobre las áreas que tenemos descargadas.
  • No presenta las condiciones de tráfico.

Ahora sí que podemos decir que tenemos el mundo en nuestra mano, descargando los mapas de nuestros próximos destinos.

Por RobsMX, hace
Lisboa robsmx

Lisboa. Los secretos de la dama imponente.

Tiempo de lectura: 4 minutosLisboa RobsmxLisboa.- Al dejar el tren, en el centro de la ciudad, me pude dar cuenta que ella llevaba ahí más años de los que me imaginaba y tenía más historia de la que conocía.

Se sostuvo frente a mi esa señora elegante, con un aire de decadencia que aun reflejaba sus años de gloria que vivió, ahora desaparecidos. Pero siempre estuvo de pie para enfrentarse, arriesgarse, conquistar y seguir lo que su intuición le indicaba. Algunas veces triunfó, otras veces perdió, pero ahí está sonriente y llena de secretos que te erizan la piel.

Lisboa, la gran ciudad del río Tajo.

Sólo pude estar por corto tiempo en Lisboa, tuve un día y una noche para descubrir los secretos que tenía para mi. Me prometí volver en la primera oportunidad.Lisboa robsmx

Me instalé en el hostal y lo primero que hice fue salirme a caminar. Siempre he creído que la mejor manera de conocer una ciudad es caminarla lo más que los pies nos lo permitan. El lugar elegido para esa noche era el Mercado Da Ribeira. Ubicado junto a la orilla del Río Tajo, uno de esos mercados con gran historia que han sido remodelados y han creado un espacio muy chic para degustar la gastronomía de la ciudad.

La decisión era difícil entre tantos restaurantes, donde todos te ofrecían la “comida típica de Lisboa”. Me decidí por probar el bacalao de un lugar donde me me explicaron los platillos con un portuespanglish básico para comunicarse con los turistas, como yo.

Dicen que cuando viajas solo te pasa todo, menos estar solo. Mientras caminaba debajo de una estructura de metal antigua, vestida con una decoración muy contemporánea, conocí a Manuel. El era un hombre cubano radicado en Colombia que se encontraba sentado junto a mi, en las mesas comunales. Ahí lo conocí, donde la tradición y los placeres gastronómicos están al servicio de los paladares más exigentes.

– Salud ¡¡¡
– Ammm – levanto torpemente mi vaso de refresco.
– Así no se brinda y menos en Lisboa.

Pidió dos copas y una botella de vino blanco portugués, para probar los productos locales. Mientras brindábamos,  intercambiamos experiencias de viaje y conocíamos más de cada uno. El llevaba viajando mes y medio por varias ciudades de Europa a manera de un “break” que tomó en su vida personal y profesional.

Manuel se encontraba en una etapa donde necesitaba un respiro.

«Tenía mi pareja, ya no, tenía un muy buen trabajo, lo dejé, tengo mis amigos, pero… (siempre hay un pero acompañado de un silencio corto pero profundo) había algo que me decía que tenía que salir de mi zona de confort. Decidí vender un departamento que tenía y emprender un viaje de 3 meses por Europa, ésta es mi sexta semana», me platicaba Manuel mientras giraba el vino de su copa para airarlo.

Muchas veces los viajes te dan lecciones en el momento que menos te lo esperas. En ese momento me sentí muy identificado, ¿cuántas veces nos hemos atrevido a tomar riesgos y seguir nuestros instintos?, a hacer realidad nuestras corazonadas y apostarle a nuestra intuición.

Esa noche Manuel se convirtió en mi compañero de viaje y de fiesta, nos fuimos por los bares de Lisboa. Era martes, pero eso no impidió encontrar lugares llenos de vida, de personas disfrutando de la noche que les entregaba la ciudad. En ese momento y por esa noche, también era mi ciudad.

Al despedirnos decidí caminar para regresar al hostal y ver qué más me deparaba Lisboa, sus secretos de una noche de martes. Al día siguiente la conocería bajo el sol, brillante y rozagante, en pleno apogeo. Pero en ese momento era de noche, el momento ideal para que las ciudades te cuenten otras historias en medio de la calma que nos brinda la luna.

A la mañana siguiente.

Me dispuse a recorrer los barrios y las atracciones que tiene Lisboa, subir y bajar sus calles, conocer el Castillo de San Jorge, caminar el inigualable barrio de Alfama y ver el atardecer en la Plaça do comercio. Fue impresionante conocer su historia, incluso más ancestral que la misma Roma, y el importante papel que tuvo en el descubrimiento del “nuevo mundo”.

Lisboa 03Ése día aprendí algo muy importante de una dama que ha sido referencia mundial, que se ha caído y que se ha levantado, que ha sufrido y que ha gozado. Una dama que encuentra su deleite en que propios y extranjeros conozcan su historia; los cuida y los arropa para que se sientan como en casa.

Sus calles me susurraron una verdad que la hice mía en ese mismo momento: todas las ciudades tienen secretos que quieren contar, lo único que tenemos que hacer es dejarnos seducir por su historia, acariciarlas, caminarlas y estar atentos para que nos muestren lo que tienen guardado para nosotros.

Cada persona y cada visita es una historia diferente, con versiones distintas de una misma ciudad.

Quedé para cenar con Manuel.

– Y ¿qué vas a hacer ahora que termines el viaje?
– No sé, dejaré que la vida me sorprenda. En éste viaje me ha sorprendido bastante y creo que lo hace muy bien.

Cada quien siguió su rumbo. Yo regresé y él continuó visitando otras ciudades. Sus palabras se quedaron muy grabadas en mi. Un miércoles, en Lisboa, comiendo bacalao las hice parte de mi.

Y tú, ¿Cuándo dejarás que la vida te sorprenda?